La faceta altruista de Zuckerberg


La faceta altruista de Zuckerberg

Esta semana Mark Zuckerberg y su esposa, Priscila Chang donaron 20 millones de dólares de su fortuna personal para promover el acceso a Internet de alta velocidad en escuelas. El fin último de la donación, de acuerdo con el matrimonio, es que Internet permita a educadores y alumnos “personalizar” la educación.

No es su primera vez. El matrimonio hizo otra gran donación de 100 millones de dólares en Nueva Jersey en 2010. Pero esta donación fue un fracaso, de acuerdo con el periodista Dale Russakoff autor de “The Prize”, porque gran parte del presupuesto se fue en las renegociaciones de los contratos laborales de los maestros

Zuckerberg tenía como plan flexibilizar los contratos de los profesores para premiar a los que tuvieran un alto desempeño y despedir a quien tuviera los estudiantes menos preparados.

Obviamente el proyecto de Zuckerberg se topó con las leyes estatales y el sindicato.

Esta vez pretenden intervenir en la educación a través de su especialidad, el software. De hecho, en septiembre Facebook anunció que trabajaba junto a algunas escuelas públicas del Área de la Bahía en San Francisco para crear una plataforma que facilitara el aprendizaje personal y de la cual había planes de posicionamiento a nivel nacional.

Dicho software está inscrito, de acuerdo con sus creadores, a las Recomendaciones para Software sobre la Privacidad de los Estudiantes del gobierno federal estadounidense, por lo que sus datos no podrán ser utilizados para sus negocios.

Pero, ¿podemos confiar en la faceta altruista de Zuckerberg?

Las dudas han comenzado desde que Zuckerberg anunciara con bombo y platillo el proyecto Internet.org en 2013 con el que pretende conectar a los dos tercios de la población mundial que aún no tienen Internet.

El ahora llamado proyecto Free Basics ha sido criticado principalmente por violar los principios de  neutralidad de la red al permitir únicamente el acceso a ciertos sitios.

Respondiendo a las críticas en mayo de este año, Free Basics afirmó que todos los proyectos que quieran pueden unirse, pero deben cumplir ciertos requisitos técnicos que hagan funcionales los sitios hasta en los teléfonos de más baja gama.

Sin embargo, son la misma naturaleza de la plataforma la que no la hace ser lo suficientemente segura con los datos de los usuarios abriendo la puerta al espionaje y la censura, de acuerdo con la carta abierta de Jeremy Guillula y Jeremy Malcom.

Aunque Zuckerberg declare que Internet es un derecho humano y Free Basics sea su cruzada para superar la brecha digital, Zuckerberg sigue siendo el propietario de Facebook, una red social cuyo modelo de negocios es lucrar con la información de sus usuarios.

Actualmente Facebook supera los mil 500 millones de usuarios, pero es sólo una fracción de  los siete mil millones de personas  en el mundo (y los que vienen), cuya mayoría está en los países con poca infraestructura, encabezada por India. William Harrel en Digital Trends se pregunta retóricamente si no es demasiado conveniente que las creencias de Zuckerberg están alineadas con su plan de negocios.

 

La pregunta es, ¿cuáles son las creencias de Zuckerberg respecto a la educación? 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s