Siete elementos para programas de conectividad escolar exitosos


Siete elementos para programas de conectividad escolar exitosos

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han impactado prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, desde cómo nos entretenemos, cómo nos comunicamos y hasta cómo trabajamos. Sin embargo, el sistema de educativo aún se encuentra en un proceso de adopción tecnológica e implementar nuevos procesos de aprendizaje.

La UNESCO estima que en América Latina cerca de 90 por ciento de los niños en edad de asistir a la escuela tienen acceso a la educación primaria. Aunque se trata de un nivel básico, es un logro de la región en términos de accesibilidad a educación. Sin embargo, aún quedan barreras por superar como un aprendizaje de calidad que garantice, por ejemplo, óptimo nivel de lectura y escritura, retos que pueden enfrentarse mediante el uso de nuevas tecnologías.

En la actual revolución tecnológica, las TIC comienzan a tener un alto impacto en los consumidores finales, sector donde el dispositivo móvil ha jugado un papel relevante para facilitar el acceso al Internet. En tanto, las empresas han reconocido el valor de contar con una estrategia sólida de adopción, que les permita una operación más eficaz y al mismo tiempo una posición competitiva en el mercado.

En el sistema educativo, aún se trabaja por desarrollar los planes y procesos que permitan una mayor integración de las TIC al proceso de aprendizaje, pero no como una simple extensión de la enseñanza tradicional, sino como un auténtico salto en el aprovechamiento académico a través del uso de la tecnología. Por ejemplo, no basta con convertir un libro a su versión digital, es necesario proveer las herramientas tecnológicas que permitan el aprovechamiento de ese contenido y mejores procesos cognitivos y de asimilación del conocimiento.

Cisco calcula que el valor en juego a nivel mundial de una transformación de Internet de todo (IoE) en la educación sería de 258 mil millones de dólares.

Desde 2003, la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información reconoce la importancia de las TIC para la economía y el sector educativo. Sin embargo, Cisco nota que desde aquel año el uso de tecnología en las escuelas ha cambiado radicalmente, impulsado por la mayor disponibilidad de dispositivos para los alumnos caracterizados por programas informáticos 1:1, y el surgimiento de la computación en la nube para ofrecer contenido educativo en línea y software de administración escolar.

Para incrementar el aprovechamiento TIC en las escuelas; sin embargo, aún se requiere superar la brecha persistente de acceso a conectividad básica. Para ello, los gobiernos han impulsado amplios programas para la aportación de recursos financieros y tecnológicos en la construcción de redes de telecomunicaciones que ofrezcan acceso a Internet en las escuelas.

El documento Conectividad escolar para el siglo 21 elaborado por Cisco, se documenta el esfuerzo de Irlanda, Portugal, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Uruguay, que han implementado programas que provean a las escuelas de las herramientas necesarias para el aprovechamiento de esta nueva revolución tecnológica, tales como un acceso a mayor ancho de banda, redes escolares, nuevo contenido digital o nuevos programas de estudio basados en tecnología.

Cisco encontró que los programas exitosos de conectividad poseen siete elementos principales que podrían dar paso a las mejores prácticas para la implementación y ampliación de programas en otros países. Dichos elementos son: visión, viabilidad, financiamiento, objetivos, financiamiento, requisitos tecnológicos, y redes educativas.

Para que un programa de conectividad escolar funcione, debe tener antes una visión del aparato político del país, donde los niveles de gobierno alcancen acuerdos y un alto nivel de coordinación.

La viabilidad permitirá a los gobiernos un avance más rápido una vez que se ha asumido el compromiso de conectar a todas las escuelas. Cisco nota que es más sencillo evolucionar a tecnologías de mayor ancho de banda cuando  existe el respaldo tecnológico, como el caso de Portugal que incrementó el número de escuelas conectadas de 8 a 93 por ciento en 18 meses o como Nueva Zelanda que conectó sus escuelas con fibra óptica.

Uno de los principales aspectos que deben ser incluidos en cualquier programa gubernamental, especialmente cuando se espera un impacto en el desarrollo, es la inclusión de objetivos claros. En el caso de los programas de introducción TIC en las escuelas, deben contar con metas medibles, comprobables y comparables.

Proveer de nuevas herramientas a todas las escuelas representa un reto mayor, por lo que se requiere de los recursos financieros necesarios, principalmente aportados por los gobiernos, sobre quienes recae la principal responsabilidad de la formación académica de la población. Cisco encontró que muchos países ofrecen financiamiento directo para sostener los costos de capital para modernizar la tecnología escolar, pero en su ausencia, se pueden aprovechar los actuales fondos universales de conectividad o aprovechar la infraestructura y recursos actuales de los operadores de telecomunicaciones.

La tecnología ha acelerado su evolución en los últimos años, lo que provoca que el atraso de adopción de nuevas tendencias pueda crear nuevas brechas de aprovechamiento y acceso entre la población. Por ello, Cisco señala que las necesidades de conectividad en términos de ancho de banda deben tener la capacidad de actualizarse de manera regular.

Derivado de lo anterior, la compañía destaca la importancia de contar con redes educativas que conecten cada una de las redes escolares existentes en el país. Es decir, la disponibilidad de una red troncal que garantice los recursos tecnológicos a las escuelas y les permita un aprovechamiento conjunto al generar economías a escala y una experiencia enriquecida. Ejemplos se encuentran en Irlanda con su red HEAnet o Nueva Zelanda con N4L.

Anuncios

Opera Max: Ahorrar Datos en tu Smartphone nunca fue más fácil


Ahora con soporte para apps de streaming musica! En Android? Opera Max es una sencilla aplicación que instalamos en nuestros teléfonos y nos permitirá ahorrar datos, tanto cuando visitamos páginas, como también cuando vemos vídeos de Youtube. Y esta reciente actualización, incluso ahorrará datos también mientras escuchamos música. ### Cómo funciona?   Opera Max es una […]

El artículo Opera Max: Ahorrar Datos en tu Smartphone nunca fue más fácil apareció primero en arturogoga.

arturogoga – tecnologia para todos. Smartphones, tablets, tips y tutoriales

Redes sociales, el «arma de sofá» de las tragedias contemporáneas


Redes sociales, el «arma de sofá» de las tragedias contemporáneas

El terremoto y posterior tsunami que azotaron Japón en 2011 provocaron, además de daños irreparables en la población y en las infraestructuras, una notable caída en los servicios de telefonía móvil y fija. Trabajadores de la surcoreana NHN, propietaria a su vez del buscador Naver, desarrollaron «Line», primero como necesidad, para posibilitar la comunicación entre ellos; después, y una vez comprobada su eficacia, la compartieron con el mundo. Dos meses más tarde se consolidó como aplicación de mensajería. Así empezó también el "Safety Check", una útil herramienta de Facebook que permite comprobar que un usuario se encuentra a salvo, y que se ha popularizado con la masacre del viernes 13 en París.

«Facebook se ha transformado con explosiones informativas como los atentados de París: del universo paralelo de gatitos y bebés que era en su nacimiento a un espacio donde mucha gente busca informarse de esos acontecimientos»Borja Bergareche

La red social de Mark Zuckerberg solo activaba este servicio en casos de catástrofes naturales, pero la cadena de atentados perpetrados por terroristas hace poco más de una semana en la capital francesa les hizo abrirse a otro tipo de tragedias. Cuatro años después de que los nipones demostrasen al mundocómo reaccionar con diligencia frente a un fenómeno imprevisible, la compañía estadounidense los imitaba. Pero cualquier movimiento de este rentable invento viene acompañado de críticas. Enseguida miles de personas reprocharon en sus muros la «discriminación» de la red social, que se activaba para dar voz a las víctimas de los ataques sufridos en Occidente y no de los que 24 horas antes se habían producido en Beirut.

«Muchas personas nos han preguntado por qué accionamos la alerta para París y no para Beirut y otros lugares. Hasta ayer, nuestra política era solo activarla durante desastres naturales. Hemos cambiado esto y ahora planeamos activar ‘Safety Check’ para más desastres humanos», contestaba el CEO de la compañía norteamericana.

 

«Facebook se ha transformado con explosiones informativas como los atentados de París, el ataque a Charlie Hebdo o los disturbios de Baltimore: del universo paralelo de gatitos y bebés que era en su nacimiento a un espacio donde mucha gente busca informarse de esos acontecimientos», explica Borja Bergareche, director de Innovación de Vocento. En este contexto, el papel de las redes es clave, sobre todo, si la «actualidad es dramática y moviliza emociones a escala global», admite.

Joaquín Moral Pérez, director general de la multinacional Affluent River en España, considera que «la irrupción de las redes sociales ha cambiado radicalmente la forma de vivir estas desgracias. Tanto a nivel informativo, con un alcance inmediato y contado a tiempo real, con capacidad para solidarizarse y rectificar errores, como logrando que la gente se implique más». Eso mismo sucedió ese viernes negro en el que millones de personassustituyeron su foto de perfil por la de la bandera francesa o viralizando otras que fusionaban la Torre Eiffel con el símbolo de la paz. Porque es posible empatizar a través de una pantalla. «Yo me pego unas "pechadas" a llorar en el cine que no te imaginas y hay una pantalla y una historia de ficción. ¿Cómo no me voy a conmover con una historia real que me llegue a través de las redes sociales?», confiesa Ana Aldea, Social Media Manager de Redlines.

Twitter abre las puertas de su casa

Internet no solo se conformó con palabras amables. Fue más allá. Ese viernes muchos abrieron las puertas de su casa desde la Red. Twitter dejó de ser etéreo cuando la gente, asustada tras la matanza reivindicada por Estado Islámico, encontró cobijo en hogar ajeno. Mediante el hashtag #PorteOuverte miles de personas se solidarizaron con las víctimas. La red social también demostró que es capaz de canalizar el horror de la gente, «un entorno perfecto para mostrar la adhesión al dolor, porque compartir el duelo nos ayuda a sobrellevar el miedo y a exponer nuestra unidad contra los que desean hacernos daño», conviene Moral.

«Los Social Media han afectado al volumen y rapidez de información y a la conexión emocional del resto del mundo con la catástrofe o atentado, pero los flujos de información no cambian»Joaquín Moral

Si el Estadio de Francia plantó cara a las explosiones de los que «se inmolaban» a sus puertas entonando La Marsellesa, Twitter creaba su propio himno: el de las etiquetas. En su día, todos fueron Charlie Hebdo. Ahora, son todos los que bailaban al ritmo estridente de Eagles of Death Metal en la sala Bataclan, y reían bebiendo vino en Le Carrillon o Le Petit Cambodge. Todos formaban un «Buen Equipo» en la rue Charonne, en sus terrazas. Y todos sintieron el dolor. El de la pérdida. El calvario abrasador que dejaban las balas al atravesar la piel. El pánico de la huida, en la que tanto se dejaba atrás por escapar. Todos eran la capital del Sena, el corazón de Francia, y así lo demostraron con #JesuisParis.

Y aunque la irrupción de estas aplicaciones distorsiona la forma de entender muchas cosas, hay otras que se mantienen inmutables. «Lo que no ha cambiado son los flujos informativos», matiza Moral. «Los Social Media han afectado al volumen y rapidez de información y a la conexión emocional del resto del mundo con la catástrofe o atentado, pero los flujos de información no cambian. Quizás hasta se han acentuado», comenta a ABC.

#BringBackOurGirls y el efecto boomerang

En ocasiones, Internet y las posibilidades que ofrece la tecnología crean una ilusión. Internet transmite una sensación de globalización que no es tan real como se cree. Por mucho que desde las redes sociales la gente reivindique atentados como Beirut, en El Congo llevan años sumidos en una guerra civil con decenas de miles de muertos y el impacto en redes sociales es mínimo. «Es un fenómeno que los psicólogos llaman la jerarquía de la muerte», aclara Aldea. Iniciativas como la ‘etiqueta reivindicativa’#BringBackOurGirls tampoco adquirieron relevancia hasta que el coloso les prestó atención.

Este hashtag cruzó el charco y llegó a Estados Unidos, ‘la tierra prometida’ y cumplió su sueño de que el mundo le prestase atención. Se forjó nueve días después del secuestro de 200 niñas en Nigeria, cuando la exministra de Educación Oby Ezekwesilila pronunció esas mismas palabras en su discurso. El abogado nigeriano Ibrahim Abdula y otros asistentes a ese acto añadieron la almohadilla (#).

Pero no fue hasta que la Primera Dama, Michelle Obama, compartió en Twitter una fotografía suya sosteniendo el cartel con el hashtag -en una campaña a la que se sumarían Hillary Clinton, Amnistía Internacional y otras personalidades y organismos influyentes-, el fenómeno no se viralizó. Nadie mostraba antes su interés. A partir de entonces fluyó por la Red, y todo el mundo quería traer a las pequeñas de vuelta. Todos eran Nigeria.

Las redes sociales provocan un ‘efecto boomerang’ en la información: los usuarios intentan destacar su mensaje, alejándose de la corriente ‘mainstream’, de lo que casi todo el mundo dice. «Lo lógico, pese a las críticas, es que tanto los medios como las redes le den más importancia a los ataques de la capital francesa que a los de Ankara o Beirut porque con Francia compartimos más que con Turquía, murieron españoles y son un país vecino», sostiene el Moral.

«La actividad en Twitter y, sobre todo, en Facebook, se dispara cuando la actualidad nos ataca allí donde más cercanía sentimos. Viraliza mucho más los atentados en París que el que Daesh realizó en Beirut», reflexiona Bergareche. Pero nada ni siquiera esos algoritmos son precisos. «Fenómenos como el de Kony, referido a una milicia asesina de Uganda, muestran que ese sesgo geográfico no es matemático».

Y no es que la sociedad, protegida tras la pantalla, sea más reivindicativa ahora que tienen un altavoz con el que llegar a todo el mundo. Se ha vuelto «más irreflexiva». Se ha convertido en un amplificador emocional «que canaliza nuestro deseo de involucrarnos en lo sucedido», explica Moral. Para Fuentes, la clave radica en que «ahora se puede ser crítico y tener audiencia. Es solo un cambio en el modelo de comunicación, las conversaciones ya no se quedan en casa, en la oficina, en los bares; son abiertas». El Social Media de Ogilvy sostiene que «las redes sociales son un arma de sofá» pues es sencillo incendiar la Red «o sumarse a una causa lanzando proclamas desde la comodidad de nuestro hogar. Pero también es cierto que la suma de todos es beneficiosa para demostrar los valores humanos que a todos nos gusta liderar».

Neutralizar a Estado Islámico, desde dentro

Por eso considera necesario comprender esta nueva forma de comunicación, para poder combatir desde dentro y con sus mismas armas, por ejemplo, al grupo terrorista Estado Islámico, que además de la estrategia del miedo que extiende en Occidente en nombre de un «Alá» que los musulmanes no reconocen, cultiva su perfil digital y es muy activo en redes sociales. «Por desgracia son muy buenos comunicando, por eso, sabiendo lo que hay,redes como Anonymous han declarado la guerra al grupo yihadista» y actúan en el mismo medio, entendiéndolo, para «ser capaces de neutralizarles», admite.

«Lo peculiar es que en lugar de utilizar herramientas más sofisticadas de la ‘dark web’, como la red Tor, Estado Islámico utiliza otras típicas de ‘millenials. Son terroristas nativos digitales»Joaquín Moral

El Daesh utiliza estas herramientas para hacer propaganda, reclutar o darse publicidad. «La Transformación Digital les está llevando al éxito. Son una gran multinacional del terrorismo, de una rama del islamismo: el yihadismo», explica Moral. Pero, según el experto, su estructura la firmaría el propio creador de Amazon, Jeff Bezos, con el lema de ‘la regla de las dos pizzas’ -en una reunión no puede haber más gente que la necesaria para comerse dos pizzas (8 personas máximo) para que sea eficaz-. Cuenta a ABC que tanto EI como otros grupos terroristas funcionan como células pequeñas, operativas y con autonomía para llevar a cabo proyectos. Usan las tecnologías para supervisar y conectarse sin que sean detectados (evitando el espionaje). «Hacen propaganda y utilizan el Growth Hacking Marketing para atraer adeptos y tener más repercusión. Y vídeos que llegan a ser virales, como el de ‘ISIS obliga a niños a ejecutar 25 soldados en Palmira‘», sostiene Moral.

Para el experto, la estrategia usada por el grupo terroristas está siendo eficaz. «Lo peculiar es que en lugar de utilizar herramientas más sofisticadas de la ‘dark web’, como la red Tor, pero que requieren más conocimiento informático, emplean elementos típicos de adolescentes, porque en realidad casi todos lo son. Esa forma de pensar es muy ‘millenial’». Estos terroristas son nativos digitales, conocedores de un entorno que no dominan con tanta «profundidad ni los políticos ni muchos altos responsables que por edad, no terminan de moverse con fluidez en este terreno».

«Las redes sociales democratizan la información, es muy difícil evitar que algo salga a la luz con ellas. El "poder" puede controlar algunos canales, pero no a las personas»Ana Aldea

«Si el terrorismo recurre a internet para intimidar a sus víctimas, el mundo libre utiliza el mismo medio para que su respuesta -alta y clara- le llegue de vuelta», colgó el pasado fin de semana Anne Hidalgo, alcaldesa de París, en su cuenta.

Las redes sociales se han constituido como «armas de sofá» modernas. Antes se votaba cada cuatro años. «Esa y alguna otra manifestación eran todo el ‘feedback’ que un gobierno tenía de la sociedad», cuenta a ABC Aldea. Pero ahora, si un líder político acude a la televisión, puede comprobar al poco tiempo lo que se dice en la Red, y esto cambia el escenario para siempre, afirma la también Social Media Manager de Wise Conversion. «Democratiza la información, es muy difícil evitar que algo salga a la luz. "El poder" puede controlar algunos canales, pero no a las personas», explica la responsable de Social Media de RedLines. Y como artefacto contemporáneo, depende de cada uno el uso que decida darles.

«Blockchain», la base tecnológica de Bitcoin que sacude el sistema financiero


«Blockchain», la base tecnológica de Bitcoin que sacude el sistema financiero

En marzo de 2014, un abogado español de Abanlex, despacho especializado en tecnología e internet, llevó hasta el Congreso de los Diputados una bandeja de «cookies» (galletas) compradas con bitcoins. El presente no era más que un reclamo para llamar la atención de los allí reunidos sobre un aspecto muy concreto de esta pionera moneda virtual, la más fuerte de las 600 que circulan por internet. En la «cadena de bloques» o «blockchain» en que se basa toda la red Bitcoin -una especie de libro de contabilidad virtual público, compartido por un conjunto de usuarios y en constante actualización- , es decir, en la tecnología que ha hecho posible su funcionamiento, pueden grabarse de forma anónima frases que jamás podrán ser borradas ni modificadas. Un conjunto de palabras a las que se puede acceder de forma gratuita desde cualquier lugar del mundo y sin posibilidad de que ningún Estado las controle o fiscalice.

El joven letrado puso como ejemplo un mensaje propio, un imborrable aviso a navegantes sin más importancia que la breve advertencia que en sí incluía:«After all, with the BC we can do great things. Terrible, yes, but great».(Después de todo, con la “cadena de bloques” se pueden hacer cosas grandiosas. Terribles, sí, pero grandiosas).

Autopista hacia…?

 

«¿Y si hubiese escrito datos personales, amenazas o algo peor…?», se pregunta su autor, Pablo Fernández Burgueño, abogado y profesor del Programa de Ciberseguridad de Deusto Business School. «Este mecanismo bien usado -advierte- puede servir como registro de la propiedad intelectual o como base de datos de las cuentas del Estado. Pero el mal uso de esta tecnología puede ser terriblemente irreversible». Por ello, resume, «Bitcoin, como tal, es legal; las que tienen difícil encaje legal son muchas de las situaciones que el uso de esta tecnología permite».

Su supervivencia, como la del euro, es hoy una gran incógnita. Pero es precisamente esa capacidad de circular sin la regulación de una autoridad central ni supervisión bancaria la que ha hecho fluctuar a esta moneda entre certificados de legalidad e ilegalidad, en un «mundo oficial» que trata de subirse al furgón de cola de un tren imparable, el de la economía colaborativa.

En un entorno digitalmente más formado que en 2009, los usuarios de bitcoin han visto cómo el valor de este medio de pago internacional, definido como «unidad de cuenta con base criptográfica», se ha mantenido más o menos estable desde 2014 -en torno a los 250 dólares-, en comparación a los grandes altibajos registrados en fechas anteriores, y a pesar de los usos dudosos que se le atribuyen en el lado más oscuro de internet. «Pero aún es pronto para confiar en esa estabilidad, su volatilidad con respecto a cualquier divisa de referencia es extremadamente elevada», matiza Borja Foncillas, socio de Desarrollo Tecnológico de Analistas Financieros Internacionales (Afi).

De la duda al escándalo

Sigue siendo una enigmática y peligrosa moneda para el común de los mortales, más al tanto de los escándalos protagonizados por sonados fracasos como el del portal de transacciones MTGox, que de las múltiples posibilidades de desarrollo en abierto que ofrece su tecnología. «Aunque los usos dudosos que se le atribuyen son equivalentes a los que se puedan atribuir al efectivo, cuyas transacciones se pueden realizar sin intermediario, traza o registro identificativo. Eso sí, bitcoin cuenta con la ventaja de que las transacciones son digitales e inmediatas», aclara Foncillas.

El quid de la cuestión, mantenía en portada hace unos días The Economist,no está en la moneda, sino en esa cadena de bloques que hace que gire la rueda de bitcoin mediante una relación sin intermediarios ni «guardianes» de la seguridad global, de ordenador a ordenador, de «minero a minero» -que es como se denomina a los especializados buscadores de este oro digital-, con la confianza puesta en la propia seguridad del sistema.

«Es curioso -añade Fernández Burgueño- cómo durante mucho tiempo, la gente solo ha prestado atención al detalle de la moneda digital como vector especulativo (comprar barato para vender caro), mientras la cadena de bloques iba desarrollándose sigilosamente por debajo».

Una circunstancia que no ha favorecido la velocidad en términos de regulación. Una enorme variedad de leyes acostumbradas a acotar dentro de sus parcelas «cosas» tangibles tienen ahora que hincar el diente a una tecnología disruptiva, con una prodigiosa base matemática y validez internacional. «La regulación está tardando en llegar y, más aún, en converger. Pero en muy pocos países han regulado en el sentido de considerarlo ilegal, aunque en muchos casos la legislación al respecto es inexistente o poco concreta», explica Foncillas.

En España, «sensatez»

«Afortunadamente España se ha posicionado internacionalmente como uno de los países más sensatos a la hora de aceptar la evolución del bitcoin dentro de sus fronteras», afirma Fernández Burgueño. «Ya en 2014 -continúa- laAgencia Tributaria española declaró que el bitcoin es un medio de pago (V1029-15), declaración que ha sido reforzada por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el mismo sentido».

La alarma ante lo nuevo, como en el caso de otras transformaciones recientes -también cuestionadas, como Napster, y después reconducidas hacia modelos legales, como el de Skype o Spotify- está en el aire; y por supuesto, en el corazón del sector financiero. Para reforzar esta tesis, el semanario inglés citaba la reciente unión de 25 grandes bancos al proyecto de una«blockchain startup», R3 CEV, que experimenta con un uso «regulado» de esta tecnología. En España, por ejemplo, Impact, la aceleradora de proyectos de internet móvil creada por ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Internet), impulsa una app (Tab Trader) pensada para favorecer el intercambio entre criptomonedas.

Pero tambien la banca «está considerando “blockchain” como una oportunidad. Todos los grandes grupos financieros están estudiando esta tecnología de manera interna, a través de participación en compañías Fintech (finanzas + tecnología) o asociándose con terceros», resume Foncillas.

La unión hace la fuerza

«Las entidades financieras – coincide Rodrigo García de La Cruz, director de Financial Innovation & Technology en IEB- se han dado cuenta del gran potencial que tiene la cadena de bloques y de cómo podría cambiar la forma de hacer banca. Por este motivo se están uniendo para poder utilizar esta tecnología para su propio uso, con el objetivo de convivir con ella en vez de competir contra ella».

Javier Martín, fundador de Loogic.com, va un paso más allá. «Hay una alta probabilidad de que dentro de diez años se haya producido un cambio gigantesco en el mundo financiero. Muchos grandes bancos ya han quebrado, otros han sucumbido por su propio peso… Creo que en el futuro veremos cómo este sector no depende como hasta ahora de grandes monopolios sino de miles de empresas muy especializadas. Ya lo estamos viendo con el desarrollo de las plataformas de “crowdlending”, que pronto tomarán el protagonismo de la parte de préstamos especialmente a pymes, un negocio que es muy difícil que vuelva a ser exclusividad de la banca».

Por lo que no cabe duda de que «se están reduciendo cada vez más las barreras de entrada», recalca Foncillas. La llegada de nuevos actores (startups fintech, los gigantes de internet, operadores móviles…) así lo corroboran.

«Hay miles de emprendedores que están dando rienda suelta a su imaginación, utilizando una tecnología muy potente y sin imponerse límites de ningún tipo. Evolucionaremos hacia situaciones que practicamente nadie se atrevería a predecir. Esa es la gran motivación que ofrece toda esta tecnología, concluye el fundador de Loogic.

eHealth: los planes de la tecnología para unir medicina y «smartphones»


eHealth: los planes de la tecnología para unir medicina y «smartphones»

Mientras los investigadores y científicos tratan de asomar la cabeza en su esfuerzo por lograr vacunas más efectivas o medicamentos que superen diversas enfermedades, los centros de salud se enfrentan a un escenario cambiante en donde la telemedicina se va abriendo paso. No se habla, únicamente, de pantallas y sistemas de gestión de la atención primaria más ágiles. La tecnología de consumo ha tomado con fuerza el bisturí del futuro.

Es momento de innovación. Y ahí buscan rascar presencia algunas firmas surgidas del sector de la tecnología de consumo como Apple. Durante unaentrevista en «The Telegraph», su consejero delegado Tim Cook desgranó algunas de las propuestas sobre su estrategia para enfocarse en el mundo de la salud. ¿Cómo una empresa de este perfil pretende hacerlo? La firma americana quiere protagonizar un gran desembarco. Su pequeño escarceo con la aplicación para dispositivos móviles eHealth es solo el comienzo.

La puerta de entrada para poner en marcha sus planes de introducirse en el ámbito de salud viene desde los teléfonos móviles inteligentes, los productos de mayor ratio de consumo de los últimos tiempos. Desde el área de ciencias de la vida de su departamento Google X, la multinacional Google, por su parte, también plantea ambiciosos retos en esta materia. Estudia por ejemplocómo alargar la esperanza de vida de las personas.

 

Sujeto a la regulación vigente

El problema al que se enfrentan las empresas de tecnología son los los datos médicos, un tema espinoso que está pendiente de resolver. La solución adoptada por la industria tecnológica ha sido colocar, bajo la etiqueta de dispositivos «wearables», servicios y herramientas enfocadas a la monitorización de la actividad física. Pero, normalmente, vienen acompañados de la frase «no es un dispositivo médico».

Colocando en el centro de la experiencia el Apple Watch, la empresa americana aspira a ofrecer en el futuro una serie de servicios más enfocados a la medicina personalizada. Pacientes y enfermos tendrían directamente en su muñeca un aparato que conduciría datos médicos registrados que, a su vez, les ayudaría en su tratamiento. Ahí es donde entra la creación de un software más potente en detrimento de un aparato que, de una manera u otra, se enfrente a las normativas de los reguladores sanitarios.

Los avances tecnológicos, en cualquier caso, ya están presentes de una u otra forma en la medicina actual. Prótesis fabricadas en 3D, materiales especiales para fines médicos o aparatos electrónicos de todo tipo (auditivo, visual) comienzan a popularizarse. Frente al auge de propuestas procedentes de negocios de internet y la pura tecnología, los profesionales sanitarios también se han acercado a las nuevas tecnologías al calor de los hábitos actuales de las personas.

Otro ejemplo de cómo la tecnología se intenta abrir camino es el desarrollo de NEC Display Solutions, que acaba de presentar una solución de sala MDT (Multi-Disciplinary Team) para ayudar a realizar diagnósticos más exactos permitiendo a los profesionales acceder y revisar información clínica importante cuando estén realizando las recomendaciones para el tratamiento.

El Hospital Merian Iselin para ortopedia y cirugía, uno de los principales hospitales de Basel (Suiza), ha sido el primero en implementar esta solución para mejorar su comunicación con los pacientes. Este hospital, que realizó más de 20.000 exámenes radiológicos en 2014, ofrece informes tanto para profesional sanitario interno como externo, por eso, los servicios que ofrecen las soluciones MDT son esenciales.

Las últimas novedades en tecnologías de la información y la comunicación aplicada a la salud (eSalud) se presentan en el congreso eHealth Bilbao-Jornadas de eSalud en Euskadi que se celebra este 12 de noviembre en el Palacio Euskalduna de Bilbao. Allí, profesionales sanitarios de diferentes especialidades darán a conocer aplicación móviles, sistemas basados en las técnicas de Big Data, programas de teleconsulta, aplicaciones de realidad virtual y videojuegos, muchas de las cuales ya se están utilizando para mejorar la salud de sus pacientes.

Entre algunas propuestas destacadas se encuentra una plataforma de formación «gamificada» dirigida a alergólogos, neumólogos y médicos de Primaria de Boehringer Ingelheim, una aplicación para educar a pacientes en esclerosis múltiple de Merck, un juego de videoconsola utilizado por Fundación Vasca de Esclerosis Múltiple para rehabilitar pacientes y Kwido o una plataforma multidispositivo para el cuidado de mayores que incluye los juegos para combatir el deterioro cognitivo. Además , este evento detallará modelos de negocio en salud basados en internet, como Fisiohogar, modelos de fisioterapia a domicilio, ejemplos de farmacia 2.0.

«La única posibilidad sin dejar a nadie sin atención es utilizar las tecnologías para llegar a más personas y con menos recursos»Iñaki Bartolomé

Los expertos insisten en que la tecnología puede ayudar a los pacientes, aunque reclaman la presencia de profesionales sanitarios para revisar los datos sanitarios recopilados. El objetivo es fomentar el uso de la digitalización en la sanidad y, al mismo tiempo, crear «nuevas oportunidades de negocio en el ámbito de la salud a través de la tecnología», señala Iñaki Bartolomé, director general de Ideable Solutions, en declaraciones a ABC.

«Nuestro planteamiento sobre todo en países en desarrollo aparece un reto principalmente demográfico; hay cada vez más personas mayores, por los que lo se estiman más patologías e incluye una mayor atención sanitaria. Esto implica que el modelo presencial de la medicina tradicional es inviable. La única posibilidad sin dejar a nadie sin atención es utilizar las tecnologías para poder llegar a muchas más personas y con menos recursos médicos», subraya.

«Las aplicaciones son son una amenaza», insiste este experto, al tiempo que asegura no defender el uso de la tecnología de una manera irracional, sino dispositivos y aparatos monitorizados por profesionales médicos. Será una herramienta útil para, por ejemplo, recibir alertas tempranas que permitan realizar diagnósticos o que sirvan para desarrollar la telemedicina y la teleconsulta. «Se puede ofrecer una atención igual de calidad desde sus propios domicilios», asegura.

El sector agrario entra en la era de la digitalización


El sector agrario entra en la era de la digitalización

«Hace seis años nos planteamos que había que evolucionar y hacer cosas nuevas». Juan Ignacio Labiano, un agricultor navarro de 59 años, personifica la nueva mentalidad en el sector agrario nacional, en donde poco a pocoflorecen las nuevas tecnologías. España, ese vasto sustrato de terrenos y variedades hortofrutícolas, engloba sentimientos encontrados al respecto. Es un crisol de múltiples oportunidades pero corre el riesgo de quedarse atrás por una falta de competitividad. Con todo, se puede tirar cohetes, ya que las exportaciones se triplicaron el pasado año, coincidiendo con un cambio de paradigma: la mejora y optimización de las empresas aplicando sistemas mecanizados y aprovechando las posibilidades de internet.

Son dos mundos antagónicos que cada vez más se acercan gracias a los avances tecnológicos. La nueva agricultura invierte cada vez más en I+D+i de cara optimizar recursos y cultivar el terreno en función de sus posibilidades (orografía, tipo de suelo o técnicas agrónomas) o las necesidades (regadío, fertilizantes, plagas). Y, en ese entorno, se van sembrando los avances tecnológicos. Hasta la fecha, ha sido el impulso de empresarios y agricultores por iniciativa propia lo que ha permitido inaugurar una nueva forma de cultivo. Los fabricantes traccionan desde hace tiempo para poner a disposición múltiples soluciones, que van desde tractores con sistemas de geoposicionamiento GPS, que sirve de guía para trabajar las parcelas con la precisión de un cirujano, análisis en laboratorios sobre las variedades o incluso utilización de drones para observar las plantaciones.

Una de las últimas técnicas proviene del Big Data -análisis de grandes datos-. Cruzando las virtudes de los dispositivos móviles y el procesamiento de una serie de datos se ha creado una plataforma online, SigAgroAsesor, que permite a los agricultores conocer en tiempo real desde la información pluviométrica, observar la delimitación de las parcelas y consultar fotografías de satélites disponibles en bases de datos públicas.

 

La iniciativa, presentada esta semana en el Ministerio de Agricultura,forma parte de un programa piloto que nació hace tres años y que pretende concienciar a los agricultores de las ventajas de las nuevas tecnologías en el sector. Con inversión de fondos públicos (europeos y regionales), ya existen cinco comunidades que han puesto en marcha la plataforma, Andalucía, Castilla- La Mancha, País Vasco, Cataluña y Navarra. En el tiempo que ha durado la puesta a punto ha sido probada y validada por agricultores y técnicos en 25 programas piloto y 5.000 parcelas agrícolas.

Los responsables aseguran que la plataforma es «escalable, flexible y evolucionable» y permite el «desarrollo de una agricultura de precisión, más sostenible desde el punto de vista medioambiental y más rentable». Aún en fase de pruebas, se liberará de forma oficial el próximo enero y se trabaja para incorporar nuevos valores y datos en un futuro, tales como el vigor de las plantas o composición del suelo, todo calculado en tiempo real para que los usuarios puedan tomar decisiones a tiempo.

La información es un bien que los agricultores pueden utilizar como un recurso más. Los móviles y tabletas comienzan a estar a pie de campo. El objetivo es «ahorrar recursos y obtener mejores cosechas», explica Labiano, de la cooperativa de navarra de Orvalaiz, a ABC. «Este programa es capaz de ofrecer los litros semanales que se pueden aplicar al cultivo que necesita en una parcela determinada, puede decir si tiene que echar más litros o menos o abonar en otras zonas». Él es uno más en este sector que tiene claro que «hay que dar un paso hacia las nuevas tecnologías» porque «es el camino para optimizar las producciones y gastos del campo sin perder ingresos».

«Con estos sistemas de procesamiento geográfico podemos tener mucha información ligada a las condiciones climáticas, riesgos de enfermedades, tipos de suelo»Alberto Lafarga

El uso de nuevas sistemas y redes de sensores capaces de monitorizar las cosechas y el riego es el comienzo del esperanzador futuro que se percibe al incorporar el Big Data a la agricultura. El reto es recoger la información útil y práctica que desprenden las fincas agrícolas. «Con estos sistemas de procesamiento geográfico podemos tener mucha información ligada a las condiciones climáticas, riesgos de enfermedades, tipos de suelo. En el momento en que tenemos las coordenadas son datos de utilidad para tomar decisiones», agrega Alberto Lafarga, Jefe de Área de I+D+Experimentación de la empresa pública Intia. «Hay futuro para el campo en España. El espíritu de este proyecto es que las comunidades que tienen mayor desarrollo en un área puedan poner en comunicación sus logros en otras regiones para compartir soluciones».

Drones y Big Data

Ahondando sobre el terreno, lo cierto es que, más allá del mercado de consumo, las nuevas tecnologías han comenzado a expandirse en el sector agrario para procurar una agricultura precisa y optimizada. Las posibilidades, amplias, van desde sondas inteligentes, programas informáticos. Agrotech, otra iniciativa pionera en España y financiada por el Gobierno de Extremadura, apuesta por potenciar la competitividad de la agroindustria con la incorporación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) al sector. Se sirve de tecnologías de vanguardia como los drones o el Big Data para desarrollar la agricultura con precisión, un concepto que propone responder a los retos de mejorar la rentabilidad de las explotaciones.

«Con la globalización, los precios de las materias primas a la baja, las necesidades de alimentos y producción, la única forma de prosperar es aplicando las tecnologías»Gabriel Blázquez

Al contrario de lo que se suele pensar en el mundo urbano, el sector agrícola ha sido un bastión fuerte en donde experimentar con las tecnologías. A lo largo de los tiempos, nuevas formas de cultivo, mecanización de explotaciones y investigación en variedades de plantas han permitido colocarse a la vanguardia. «A pesar de lo que se cree, es un sector bastante dinámico. Con la globalización, los precios de las materias primas a la baja, las necesidades de alimentos y producción, la única forma [de seguir prosperando] es aplicando las tecnologías», agrega a ABC Gabriel Blázquez, responsables de proyectos de Agrotech.

«Hoy en día los agricultores van provistos en el campo de teléfonos. Con ello, no quiero decir que los trabajen de forma exhaustiva, pero al disponer de esta tecnologías pueden acceder a otros elementos e informaciones», añade este experto, al tiempo que constata que en el campo «hay mucha investigación en tecnologías aplicadas». En los últimos tiempos, se está investigando en el ámbito del llamado «Internet de las cosas», que propone que los objetos cotidianos se conecten a internet proporcionando nuevas formas de uso. De ahí que los agricultores comiencen con la sensorización y monitorización de las plantas de cultivos.

Cinco ideas para no ser un esclavo del móvil nunca más


Cinco ideas para no ser un esclavo del móvil nunca más

Facebook, Twitter, WhatsApp… Desde que se enciende el móvil por la mañana hasta que termina la jornada, el terminal mantiene un ritmo frenético de pitidos y vibraciones con diferentes alertas. Es un constante goteo que obliga, la mayoría de las veces, a efectuar un gesto mecánico: llevar la mano al bolsillo, desbloquear la pantalla y ver qué se está cociendo.

Si en algún momento el usuario está en una zona sin cobertura, el silencio obligado del móvil hace consciente a su usuario de la esclavitud a la que está sometido. La gran mayoría de las notificaciones que suenan en el móvil son triviales y no requieren nuestra atención. Por otro lado, es fácil pensar que, con ignorarlas, asunto arreglado, pero no: un estudio desveló recientemente el efecto devastador sobre la productividad de los pitidos o avisos, incluso cuando se ignoran. Una vez que el móvil nos avisa de un nuevo suceso, el mal está ya hecho. Seguir estos cinco consejos nos permite recuperar el control sobre nuestro tiempo.

1. Establecer prioridades: silenciar el móvil

Aunque nos cueste creerlo, si se apaga el móvil durante una o dos horas, no se detiene el mundo. ¿Te has quedado sin batería en alguna ocasión? Como habrás podido comprobar, todo ha seguido funcionando con normalidad pese a estar parcialmente desconectado, y de hecho, es posible que hayas sentido una placentera sensación de libertad.

Se trata de crear voluntariamente esos momentos de calma en los que no hay pitidos ni vibraciones, y aunque parezca sencillo, no lo es en absoluto. Casi sin darnos cuenta, nos hemos convertido en esclavos de una tecnología que, en teoría, habíamos desarrollado para facilitarnos la vida. Y por ello resulta imprescindible mantener la cabeza fría y poner el móvil en modo avión, o al menos en un modo discreto que filtre únicamente las llamadas prioritarias. Con este sencillo gesto comprobaremos cómo seremos mucho más eficientes y tardaremos menos tiempo en concluir la tarea que tengamos entre manos en ese momento.

2. El buzón de voz, ese gran aliado

Se podría pensar que el contestador ha perdido un poco de terreno con la fiebre de WhatsApp y similares, pero lo cierto es que si se utiliza con habilidad, puede convertirse en uno de nuestros mejores aliados. El principio es bien sencillo: atender únicamente aquellas llamadas que no interrumpan el desempeño de una tarea prioritaria para nosotros, y confiar en la eficacia del buzón de voz para recoger los mensajes. No hay que  preocuparse: después, cuando haya terminado lo que realmente es importante, podrás acceder al contestador para atender a los recados pendientes. El buzón de voz representa la máxima de quienes defienden que los problemas se solucionan solos: si no es urgente, no dejarán ningún mensaje, y ahorrarán unos valiosos minutos de nuestro tiempo. Todos los operadores ofrecen el servicio de buzón de voz, pero puede resultar interesante utilizar aplicaciones como Libon, que no solo recogen los mensajes, sino que permiten además configurar la respuesta en función del contacto que llame. El software notifica por correo electrónico los nuevos mensajes recibidos.

3. No es broma: usa un ‘smartwatch’

Los relojes inteligentes están de moda, y el grueso de los expertos augura un brillante futuro a este tipo de dispositivos. Curiosamente, lo primero que se podría pensar es que un reloj inteligente puede generar todavía más ruido e interrupciones que un móvil, pero lo cierto es que una de sus principales ventajas es que permite precisamente lo contrario: silenciar la mayoría de las notificaciones y dar paso únicamente a las urgentes. Son muchos los usuarios deApple Watch o Pebble que reconocen vivir mucho más tranquilos al verse obligados a filtrar las notificaciones, y es que los relojes inteligentes permiten configurar qué alertas llegan a la muñeca y cuáles son silenciadas para verlas más tarde en el móvil. En realidad, el smartwatch obliga al usuario a la fuerza de los hechos a ser más eficiente en la gestión de los avisos, y aquellas alertas triviales se quedan en la pantalla del móvil para ser atendidas en momentos de menos agobio.

4. Silencie los grupos en WhatsApp

A muchos de sus usuarios se les ha ido de las manos el WhatsApp. Lo peor es que arrastran a otros en su pérdida de control. Si te añaden a un grupo que realmente no te interesa demasiado y no quieres parecer descortés, puede resultar muy interesante silenciar ese grupo(la propia aplicación lo permite), para luego, con más calma, leer los mensajes (si es que realmente te interesan). De hecho, sería recomendable silenciar todos aquellos grupos en los que no haya una información que resulte importante. No hay que titubear a la hora de cortar por lo sano con interrupciones inútiles o acabaremos pagándolo caro dedicando más horas al trabajo o sufriendo estrés. De lo que se trata al final es de silenciar todo nuestro entorno para centrarnos en lo prioritario y así poder terminar antes las tareas y hacerlas mejor.

5. Utilice las respuestas pregrabadas y los ‘emojis’

Es posible que nos resulte divertido la habilidad con la que los más jóvenes emplean los emoticonos, pero lo cierto es que utilizándolos sabiamente podremos ahorrar muchísimo tiempo. Un dedo hacia arriba como gesto de aprobación puede ser un cierre brillante para una conversación y nos ahorrará tener que redactar un largo texto en la pantalla del móvil. Pero también ahorraremos mucho tiempo si grabamos algunas respuestas que utilicemos habitualmente en el móvil (se puede hacer en Android y en iOS). Las principales plataformas ofrecen esta posibilidad para dejar escritos textos como "vale, luego lo miro y te digo" o "perfecto, muchas gracias" de forma que contestemos en un par de toques. Sumando segundos y segundos, esta opción puede resultar una mina para nuestra productividad.

Samsung Galaxy J1 Mini al descubierto gracias a varias filtraciones


Las gamas de terminales Samsung son cada vez más extensas y complejas, y es que la mayoría de sus dispositivos reciben alguna que otra variante, como es el caso del Galaxy J1, que según las últimas filtraciones estaría a punto recibir su versión Mini. Para quien no lo conozca, el Galaxy J1 es un dispositivo de gama de entrada con unas prestaciones muy recortadas que veía la luz para quienes buscasen un dispositivo a un precio asequible. Ahora varias filtraciones, entre ellas un test de GeekBench, han dejado al descubierto que Samsung está trabajando en el Galaxy J1 Mini, el cual tendrá las siguientes especificaciones técnicas: Procesador Quad Core de Spreadtrum SC8830 a 1.5 GHz GPU Mali-400 MP2 1 GB de memoria RAM Pantalla de 4.3 pulgadas con resolución de 800 x 480 píxeles Cámara principal de 5 MP y frontal VGA 8 GB de almacenamiento interno Sistema operativo Android […]

Nexus 6P ya a la venta en España


Después de más de un mes de espera, por fin Google ha puesto a la venta el Huawei Nexus 6P en España a través de Google Play, una agradable noticias para todos los usuarios de España que estaban esperando para hacerse con él. Recordamos que el Huawei Nexus 6P es un terminal tope de gama presentado por Google que monta un hardware puntero que promete ofrecer un rendimiento óptimo y un diseño unibody metálico, lo que ha conseguido que muchos lo denominen como “el mejor Android del año” Para quien no recuerde las especificaciones técnicas del Huawei Nexus 6P, estas serían: Procesador de Qualcomm Snapdragon 810 3 GB de memoria RAM LPDDR4 Pantalla AMOLED de 5.7 pulgadas con resolución QHD Cámara principal Sony IMX230 de 13 MP capaz de grabar a 4K y frontal de 8 MP 32, 64 o 128 GB de almacenamiento interno no ampliables Sensor de huellas […]

Consorcio Unicode: el lugar de donde vienen los emojis


Consorcio Unicode: el lugar de donde vienen los emojis

El año próximo, un nuevo grupo de 67 emojis verá la luz del día, o mejor dicho, la luz de la pantalla de nuestros smartphones. Por esta razón, se ha generado un poco de atención mediática en torno a la manera en la que los emojis llegan a la vida.

En caso de que no lo supieras (supongo que es posible), los emojis son los ideogramas usados en la comunicación en la web y mensajes electrónicos para acompañar o reemplazar el texto con representaciones gráficas. La organización encargada de regular cuáles de estos símbolos son incluidos como estándar es el Consorcio Unicode, quienes tienen a cargo la importante labor de estandarizar la forma en que los signos de puntuación y los caracteres idiomáticos son representados por diferentes sistemas de computación. Es decir: a ellos les debemos el que podamos leer texto en japonés o en árabe en nuestros dispositivos, o tan sencillamente, que podamos usar la eñe sin problemas. A pesar de ello, este poder parece resultar poco sexy, y la razón por la cual el Consorcio Unicode suele ser traído a colación en Internet es sencillamente por su poder de crear nuevos emojis.

En la lista que espera aprobación para incluirse durante el próximo año están: una mujer embarazada, una escopeta, unas tiras de tocino, un tiburón, un payaso y una cara babeando. Incluso antes de la discusión, ya se han levantado controversias por la potencial inclusión de la escopeta, que vendría dentro de un grupo aumentado de iconos deportivos.

 

Consorcio Unicode emojis

Emoji por downloadsource.fr bajo licencia CC BY 2.0.

 

El Consorcio Unicode incluye entre sus directivos a ejecutivos de Apple, Google, Facebook y otras grandes empresas de tecnología, que se reúnen cada trimestre para tomar decisiones. El origen del Consorcio tuvo lugar a finales de los años 80, a raíz de los reiterados problemas de comunicación entre diferentes computadoras a raíz de que usaban diferentes códigos para representar las mismas letras. Con la finalidad de resolver ese problema,Unicode asigna a cada letra, número, símbolo y signo de puntuación (incluyendo los emojis) un número específico que será reconocido por cualquier computadora en el mundo.

Emojis e inclusión

En 2014, una petición llamada "Diversify my emoji" recolectó miles de firmas solicitando aumentar la diversidad de los emojis, solicitud que se vio relativamente satisfecha recientemente: ésta es la razón por la cual ahora, al presionar un emoji que represente a una persona, se despliegan seis colores: además del amarillo clásico, dos tonos de piel blanca y tres de piel más oscura (colores definidos en base a la escala Fitzpatrick, usada por dermatólogos para clasificar tonos de piel). Aunado a esto, se incluyeron 32 banderas nuevas y nuevos emojis de familias, incluyendo parejas del mismo sexo.

En el proceso de decidir cuáles emojis serán añadidos al estándar, el Consorcio toma en consideración una serie de factores, incluyendo frecuencia de uso, compatibilidad y "completitud" (por ejemplo, al comienzo estaba incluida una iglesia cristiana, y por esta razón posteriormente se incluyó una mezquita, una sinagoga y una capilla genérica).

Los emojis no son un idioma, según el cofundador y presidente del Consorcio Unicode, Mark Davis, quien ha señalado que intentar expresar ideas medianamente complejas a través de emojis arroja una serie de símbolos que podrían ser interpretados de miles de maneras distintas. Sin embargo, se han convertido en un mecanismo común de expresión, tal como los GIFsforman un porcentaje importante de nuestras conversaciones en Internet. Todos tenemos algún símbolo que sentimos que nos falta en nuestros emojis. El de Davis, al menos, me hace sentir acompañada y esperanzada de que en algún momento lo incluyan: el emoji de "eyeroll" (dar vuelta a los ojos). Ah, ése no se iría nunca de mi bandeja de "recientemente usados".